Para aprovechar al máximo la experiencia de vivir en el extranjero es importante conocer la cultura local y hablar el idioma. Aquí encontrarás algunas pistas útiles para conocer a personas nativas, el resto lo dejamos en tus manos. Quien sabe, ¡quizás incluso conoces a algún escocés entre la multitud internacional de Edimburgo!

1. Muestre su naturaleza caritativa

Tal vez tu Inglés no sea todavía suficientemente bueno, o quieras asentarte antes de encontrar un trabajo. El voluntariado es una gran oportunidad para ayudar a las organizaciones locales, practicar tu Inglés y conocer a los edimburgueses en el proceso. Las tiendas benéficas son muy populares en Edimburgo (busca las tiendas con el nombre de una organización benéfica y encontrarás un montón de cosas) y siempre estarán dispuestos a ayudarte. Tendrás la oportunidad de conocer nuevas personas, aprender nuevas habilidades, y obtener esa cálida satisfacción que te ofrece el bien hecho. Echa un vistazo a Charitychoice para obtener una lista de organizaciones benéficas en Edimburgo.

2. Tandems

Si el aprendizaje del idioma es tu máxima prioridad, asegurate de obtener una pareja o tándem, ya sea a través de eventos para intercambio de idiomas organizados (ver aquí) o desde la búsqueda de sus propias parejas lingüísticas en sitios web como Gumtree y Languageexchange. Estate siempre atento de los angloparlantes que traten de hablarte en tu mismo idioma, es posible que quieran practicar con más regularidad.

3. En el trabajo

Deja de charlar con tus compatriotas y empieza cotorrear con los británicos durante los descansos para tomar café en el trabajo, puede que justo estés encontrando a tus nuevos mejores amigos. Si bien es tentador (y reconfortante) hablar con gente de casa, que probablemente no era tu intención cuando te fuiste. Irá resultándote más fácil a medida que te vayas familiarizando con tus compañeros de trabajo y con el idioma, y es una gran oportunidad para conocer potencialmente un nuevo círculo entero de gente. Trata de buscar un empleo con hablantes nativos, si es posible, y así seguir poniendo a parir a los jefes ...

4. En casa

Igualmente importante es la elección del piso. No se meta en un gheto de su país de origen, intente vivir con británicos / americanos / australianos... Trata de hacer preguntas específicas en relación con la personalidad del piso ¿son sociables? ¿Hablan mi idioma? ¿Cuándo trabajan? ¿Son ya todos amigos o tienen mala relación entre si? Si no eres feliz en un piso aburrido, márchate, esta ciudad está llena de personas y no hay que perder el tiempo cuando podrías estar disfrutando de la ciudad.

5. Encuentros

Por aficiones o intereses específicos echa un vistazo a este sitio web, aquí los locales y los internacionales se mezclan mientras disfrutan de sus pasatiempos favoritos.

6. Tablón de noticias de la comunidad

Asegúrese de revisar los tablones de anuncios de la comunidad local en las oficinas de correos, consultorios médicos y escaparates. Organizaciones locales anuncian sus reuniones aquí y es una excelente maneraa de conocer gente de todo tipo que vive a su alrededor.

7. Cursos a tiempo parcial

Es esencial aprender Inglés para poder hablarlo. Pero lo más probable es que no vayas a conocer británicos en una escuela de idiomas. Podrás cultivar tus otros intereses haciendo uso de la amplia gama de cursos de educación para adultos y cursos a tiempo parcial que ofrecen las Instituciones de Educación Superior de Edimburgo. UoE tiene cursos de filosofía, la realización de películas y matemáticas, mientras que a nivel local se pueden encontrar clases de fitness, talleres de cerámica, cursos de historia local. Sean cuales sean tus intereses hay un curso que se adaptará a ellos. Encuentra gente de otros lugares pero que compartan tus mismos gustos. Echa un vistazo también a los cursos ofrecidos por el Ayuntamiento de Edimburgo (aquí).

8. Consigue un/a amante

Los británicos no son famosos por su pasión, pero no te dejes engañar, que sin duda pueden ser  muy encantadores cuando ellos quieren ser. De cualquier manera es una pena no intentarlo y conseguir un amante es la mejor manera de aprender el idioma y profundizar en él. Plántate en los bares, muestra tu encantadora mirada y seduce con tu exótico acento. No es una opción si vienes en pareja, pero para aquellos que se muevan al extranjero después de una amarga ruptura (ya sabes quién eres) hacer uso de su valor de novedad y empezar a charlar con esos encantadores británicos. Con un poco de suerte conocerás con sus amigos y todos los chistes de los locales, mejorarás tu Inglés y habilidades de amar al mismo tiempo.

9. Cosas importantes para recordar

Cada día es una oportunidad. Si alguna persona te agrada, habla con ella. El británico puede tener una reputación de ser frío. No lo son, son sólo tímidos, así que  empieza por entablar conversación y todo irá bien. Si te lanzas a preguntar para intercambiar facebboks, diles que tú eres nuevo y que te encantaría llegar a conocer mejor la ciudad. ¡Ánimo, no lo tomes como algo personal si no funciona, y sal a encontrar a esos amigos! Sin duda existen en alguna parte, la persistencia es la clave.

10. Mantente al tanto de lo que te interesa

Sigue con la vida que llevabas en tu casa. ¿Te gusta la música electrónica? Informate de los eventos que hay en la ciudad y mantente en contacto. ¿Te gusta la pintura? Acércate a las galerías. Persigue a tus intereses y seguro que encontrarás personas con ideas afines.

11. Prueba nuevas cosas

Tan importante como el mantenimiento de viejos intereses es el abrir tu mente a nuevos horizontes. Aceptar todas las invitaciones, seguir cada enlace y abrazar cada sonrisa cálida, nunca se sabe quién podría llegar a ser un muy buen amigo. Tener la mente abierta, sobre quiénes podrían ser tus amigos en Edimburgo, acerca de lo que deseas hacer, y acerca de lo que eres capaz de hacer. Tal vez no hablarías con extraños en tu país. Pero un pequeño esfuerzo habre un largo camino, y te se sorprenderás de cómo la mayoría de la gente está abierta a charlar con alguien interesante y de una cultura diferente.

Lo más importante es salir y sacar el máximo provecho de esta oportunidad. Nunca habrá más oportunidades de conocer a los hablantes nativos que en su propio país, y el reto de desacomodarse para poder charlar con la gente del lugar que realmente va a aportar algo a una experiencia increíble, de ser extranjero y vivir una nueva forma de vida.

Buena suerte